martes, 5 de junio de 2012

Chicas tristes

Un día estaba sola en casa, hacia algunas semanas había terminado como mi enamorado, me sentía triste, así que me puse a tocar mi guitarra, que es como mi mejor amiga.  De pronto prendo la radio y escucho una música, era la canción de la noche, aquella que entonaba la tristeza.  Así eran mis pensamientos. Díscolos y desatinados a cualquier llamado, deteniéndome en pequeñeces.  La verdad que esa canción me puso más triste, que me puse a llorar como una María Magdalena, intento superar todo eso, sé que lo lograré …